Croquetas de Gorgonzola

  • Espaguetti con Gorgonzola

  • Crema de Calabaza
    con Gorgonzola

  • Pastel de Espinacas
    con Gorgonzola

  • Pollo al Gorgonzola

  • Ensalada con Gorgonzola


  • "Croquetas de Gorgonzola"

    Croquetas de Gorgonzola



    Fantásticas croquetas de gorgonzola las que elaboramos en esta receta. Este tipo de queso le dan un sabor muy especial a la croquetas, prueba a prepararlas verás cómo les encantan a tu familia.

    Ingredientes:

    . Queso gorgonzola, 1/4 de kilo
    . Un par de huevos medianos
    . Harina, 65 gramos
    . Bechamel
    . Aceite de oliva
    . Pan rallado
    
    Preparación:

    A la hora de empezar a preparar estas croquetas de gorgonzola, antes de nada vamos a poner a calentar en un perol unos 80 gramos de mantequilla, cuando esté derretida echamos la leche y la harina y removemos para mezclar. Después agregamos el queso gorgonzola, un poco de nuez moscada, pimienta y sal. La nuez moscada es una especia que utilizamos muy a menudo a la hora de cocinar, es buena para nuestra salud por sus propiedades beneficiosas. Es un buen analgésico, utilizado desde hace siglos en la medicina tradicional china; además puede actuar como tónico cerebral y el tratamiento del mal aliento. Removemos para mezclar y dejamos que hierva la mezcla durante unos diez minutos hasta que la bechamel esté bien espesa.

    Cuando la mezcla de bechamel esté bien fría vamos tomando porciones de masa, les damos forma de croquetas y las pasamos por huevo batido, por harina y por pan rallado. Este tipo de pan es un clásico en nuestra cultura gastronómica y la de otros muchos países, este tipo de pan se utilizar para una gran cantidad de recetas, en especial para rebozar alimentos. El pan rallado se obtiene del pan duro, que ya lleva varios días hecho, y se tritura o ralla hasta convertirlo casi en polvo. Una vez hecho vamos colocando las croquetas en una bandeja y las dejamos reposar un rato.

    Ahora con las croquetas listas para freirlas podemos tomar la decisión de guardarlas en un tupper y congelarlas para otro día, o freirlas directamente. Si las guardamos en un buen recipiente hermético o una bolsa de plástico al vacío las croquetas pueden llegar a conservarse en buen estado en el congelador durante varias semanas. Para esto hay que poner a calentar un perol con abundante aceite de oliva.

    En el perol debe haber la suficiente cantidad de aceite para que las croquetas se frían correctamente. Esperamos a que el aceite esté hirviendo, entonces echamos las croquetas y las freímos hasta dejarlas bien doraditas por todos lados. Al sacar las croquetas de gorgonzola las colocamos en papel absorbente para que empapen el aceite excesito.